Funciones cognitivas: Qué son y ejemplos

22 de abril de 2024

¿Qué son las funciones cognitivas?

Son un conjunto de habilidades mentales que, aunque a menudo pasan desapercibidas, son esenciales para nuestra vida diaria. Estas capacidades mentales nos permiten aprender, adaptarnos y tomar decisiones en nuestro entorno, lo que convierte su comprensión en un aspecto fundamental para una existencia plena y consciente. 

En este artículo, nos sumergiremos profundamente en el concepto de las funciones cognitivas, exploraremos en profundidad sus diversos tipos y proporcionaremos ejemplos concretos para ilustrar cómo influyen en nuestras vidas cotidianas. 

Pero antes es importante conocer que significa cognitivo:

¿Qué es cognitivo?

Cognitivo se refiere a todo lo relacionado con el proceso mental de adquisición, procesamiento y uso de la información. Las funciones cognitivas son las habilidades mentales que permiten a una persona pensar, aprender, recordar, razonar y resolver problemas. Estas capacidades incluyen la memoria, la atención, el lenguaje, la percepción y la toma de decisiones, entre otras. 

El estudio de los procesos cognitivos es fundamental en la psicología y la neurociencia, ya que arroja luz sobre cómo funciona el cerebro humano y cómo las personas interactúan con su entorno. Además, comprendiendo el aspecto cognitivo, podemos mejorar nuestra comprensión de cómo aprendemos, recordamos y tomamos decisiones en la vida cotidiana.

Cada una de estas funciones cognitivas activan un área cognitiva diferente en el cerebro humano.

Áreas cognitivas

El cerebro humano está compuesto por diversas áreas cognitivas, cada una de las cuales desempeña un papel específico en la función mental y el comportamiento. Estas áreas son fundamentales para procesar la información y realizar actividades cotidianas. Algunas de las áreas cognitivas más destacadas incluyen:

Corteza prefrontal:

Situada en la parte frontal del cerebro, esta área está relacionada con la toma de decisiones, la planificación, el juicio y el control de los impulsos. Es esencial para la regulación del comportamiento social y emocional.

Corteza cerebral:

Esta parte del cerebro es la sede de muchas funciones cognitivas, como la percepción sensorial, el pensamiento abstracto, el lenguaje y la memoria a largo plazo. La corteza cerebral se divide en áreas especializadas para estas funciones.

Hipocampo:

Crucial para la formación y recuperación de la memoria a corto y largo plazo. El hipocampo también desempeña un papel importante en la navegación espacial y la ubicación.

Amígdala:

Asociada principalmente con las emociones, especialmente el miedo y la respuesta al estrés. También influye en la formación de recuerdos emocionales.

Cerebelo:

Si bien tradicionalmente se asocia con el control motor y la coordinación, el cerebelo también está involucrado en funciones cognitivas como la planificación motora y la resolución de problemas.

Área de Wernicke y Área de Broca:

Estas áreas están especializadas en el procesamiento del lenguaje. El área de Wernicke se encarga de la comprensión del lenguaje, mientras que el área de Broca está involucrada en la producción del habla.

Giro angular:

Relacionado con la lectura y la comprensión del lenguaje escrito. También desempeña un papel en la memoria semántica.

Lóbulo parietal:

Involucrado en la percepción espacial, la orientación, la atención y la integración sensorial.

Lóbulo temporal:

Importante para la audición, la memoria auditiva, la identificación de caras y el procesamiento de información compleja.

Lóbulo occipital:

Esencial para la visión y el procesamiento visual.

Estas áreas cognitivas trabajan en conjunto y se conectan a través de una red compleja de circuitos neuronales para permitir una amplia gama de funciones mentales y comportamientos humanos. El estudio de estas áreas es esencial para comprender cómo funciona el cerebro y cómo se relacionan con la cognición y el comportamiento.

Tipos y ejemplos de habilidades cognitivas:

Las funciones cognitivas abarcan una amplia variedad de áreas cognitivas, cada una con su función única y vital en nuestra vida:

Memoria:

Esta habilidad intrínseca nos permite almacenar y recuperar información, desde recordar números de teléfono y fechas importantes hasta evocar detalles de conversaciones pasadas. La memoria es el banco de datos que nos permite construir nuestra identidad y aprender de nuestras experiencias diarias, un recurso inapreciable que a menudo damos por sentado.

Atención:

La atención es como un faro que nos permite enfocarnos en tareas específicas en medio del flujo constante de estímulos que nos rodea. Es fundamental para realizar cualquier actividad, desde leer un libro en un entorno ruidoso hasta completar un proyecto importante en el trabajo. Esta habilidad nos permite absorber información relevante y mantenernos comprometidos en la tarea.

Resolución de problemas:

La capacidad de resolver problemas es una de las habilidades cognitivas más cruciales para enfrentar desafíos cotidianos y alcanzar nuestros objetivos. Ya sea para superar obstáculos en el trabajo o encontrar soluciones ingeniosas en nuestra vida personal, esta habilidad nos permite abordar situaciones complejas y navegar por el mundo con éxito.

Toma de decisiones:

La toma de decisiones es un proceso intrincado que involucra la evaluación de múltiples opciones, el equilibrio entre pros y contras y la selección de la mejor alternativa. Desde decidir la carrera profesional que queremos seguir hasta elegir qué plato ordenar en un restaurante, esta habilidad influye en prácticamente todas las elecciones que hacemos en nuestra vida.

>>Cómo mejorar las funciones cognitivas

Dificultades en las funciones cognitivas:

A pesar de su relevancia, en ocasiones nos encontramos con desafíos en nuestras funciones cognitivas, y estas dificultades pueden tener un impacto significativo en nuestra calidad de vida. La demencia, por ejemplo, es una alteración cognitiva devastadora que afecta la memoria y la capacidad de razonamiento. Quienes padecen demencia pueden enfrentar la pérdida de recuerdos preciados y la confusión en su día a día, lo que puede ser desgarrador tanto para ellos como para sus seres queridos. 

Además, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) puede influir en la concentración y la atención, lo que, a su vez, puede dificultar la resolución de problemas y la toma de decisiones, especialmente en contextos educativos y laborales donde se requiere un enfoque constante. Entra aquí para descubrir más sobre el TDAH en niños o el TDAH en bebés.

Tipos de actividades de la vida diaria:

Las Actividades de la Vida Diaria se dividen en tres tipos de actividades. Actividades Básicas de la Vida Diaria, Actividades Instrumentales de la Vida Diaria y Actividades Avanzadas de la Vida Diaria, que aunque suenan parecidas, difieren en algunos aspectos:

actividades de la vida cotidiana (AVC)

 

Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVDs)

Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVDs)

Las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD) engloban las rutinas esenciales destinadas al autocuidado del cuerpo, lo que implica acciones o cuidados médicos que no pueden ser delegados a terceros.

Estas actividades básicas atienden a las necesidades fundamentales de los adultos y, aunque son simples y no requieren un gran esfuerzo, en ocasiones pueden necesitar asistencia médica para llevarse a cabo. Sin la capacidad de llevar a cabo estas tareas, el individuo sería incapaz de mantener su supervivencia de forma autónoma.

  • Baño / ducha.
  • Vestuario.
  • Alimentación.
  • Control en los esfínteres.
  • Movilidad funcional.
  • Cuidado de las ayudas técnicas personales.
  • Higiene personal y aseo.
  • Actividad sexual.
  • Dormir.
  • Higiene del inodoro.
  • Vestuario.

Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVDs):

Las Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD) tienen como objetivo principal la interacción efectiva con el entorno. Estas acciones suelen ser un poco más complejas en comparación con las actividades básicas y, en ciertas ocasiones, pueden ser delegadas a terceros para recibir apoyo. Es importante destacar que las AIVD no se consideran como alteraciones cognitivas ni requieren atención médica, pero son cruciales para lograr una vida independiente en la comunidad.

La realización de estas tareas implica un mayor esfuerzo, organización y previsión por parte del individuo, aunque su omisión no pone en riesgo su supervivencia, a diferencia de las actividades cotidianas básicas mencionadas previamente.

Con esto, hemos abordado tanto las actividades de la vida diaria básicas como las instrumentales, lo que nos permite avanzar hacia la siguiente categorización en nuestra clasificación.

  • Cuidado de otros (incluyendo la selección y supervisión de cuidadores).
  • Atención de las mascotas.
  • Educar a los niños.
  • Uso de los sistemas de comunicación.
  • Movilidad en la comunidad.
  • Manejo de temas financieros.
  • Cuidado de la salud y manutención.
  • Crear y mantener un hogar.
  • Cocinar y limpiar.
  • Procedimientos de seguridad y respuestas de emergencia.
  • Ir de compras.

Actividades Avanzadas de la Vida Diaria (AAVDs):

Las Actividades Avanzadas de la Vida Diaria se caracterizan por ser aquellas que favorecen el crecimiento personal del individuo en el contexto social. Estas actividades, aunque demandan un nivel más elevado de planificación, no limitan la independencia del sujeto ni requieren atención médica. Si bien es cierto que no son esenciales para la supervivencia, desempeñan un papel fundamental en la búsqueda de la autorrealización personal.

A continuación, presentamos algunos ejemplos de estas actividades avanzadas de la vida diaria:

Educación

Las Actividades Avanzadas de la Vida Diaria (AAVD) relacionadas con la educación tienen como objetivo fundamental la integración del individuo en el sistema educativo y estudiantil. Estas actividades comprenden una amplia gama de acciones, entre las que se incluyen:

  • Participación activa en la educación formal.
  • Exploración de las propias necesidades e intereses personales en el ámbito educativo.
  • Involucramiento en la educación informal de manera personalizada..

La educación es un pilar fundamental en el desarrollo y crecimiento de cada persona, y estas AAVD contribuyen significativamente a su formación y enriquecimiento.

Trabajo

Las actividades relacionadas con el trabajo engloban tanto las labores remuneradas como las actividades de voluntariado. Estas actividades avanzadas de la vida diaria son esenciales para la subsistencia y el desarrollo personal. Se dividen en las siguientes categorías:

  • Búsqueda de empleo y desarrollo de intereses laborales.
  • Ejercicio y rendimiento en el ámbito laboral.
  • Preparación para la jubilación, una etapa importante en la vida de cualquier individuo..
  • Participación activa en el voluntariado, contribuyendo al bienestar de la comunidad..

El trabajo, ya sea remunerado o voluntario, juega un papel crucial en la vida de las personas, proporcionando un sentido de propósito y contribución a la sociedad.

Juego

Las actividades avanzadas relacionadas con el juego tienen como objetivo proporcionar entretenimiento y diversión al individuo. Explorar diferentes formas de juego y participar en ellas son actividades fundamentales para el disfrute personal y social. El juego es una manera valiosa de liberar estrés y fomentar la creatividad.

Tiempo libre

El tiempo libre se refiere a los momentos en los que no estamos ocupados con actividades obligatorias como el trabajo o el cuidado personal. Durante este período, las personas pueden involucrarse en una variedad de actividades voluntarias que enriquecen sus vidas. Algunas de las actividades relacionadas incluyen:

  • Exploración y aprovechamiento del tiempo libre de manera significativa.
  • Preparación para disfrutar del ocio de manera equilibrada y satisfactoria.

El tiempo libre ofrece la oportunidad de relajarse, aprender, y disfrutar de pasatiempos y actividades que nos apasionan.

Participación social

La participación social busca integrar al individuo en diferentes ámbitos sociales. Estas interacciones pueden tener lugar en:

  • Comunidad.
  • La familia.
  • Los amigos o compañeros.

Establecer relaciones en diversos contextos es esencial para el bienestar emocional y la integración en la sociedad.

Las Actividades Avanzadas de la Vida Diaria, aunque no sean esenciales para la supervivencia, desempeñan un papel crucial en la calidad de vida de las personas y en su integración en la sociedad. Desarrollar estas actividades enriquece la experiencia personal y fomenta un mayor sentido de pertenencia y satisfacción en la vida cotidiana.

Habilidades sociales

habilidades sociales

 

 

Habilidades sociales

Las habilidades sociales son una dimensión vital de nuestras interacciones diarias, y su desarrollo influye directamente en la calidad de nuestras relaciones personales y profesionales. Estas habilidades incluyen la capacidad de comprender y gestionar las emociones de los demás, comunicarnos de manera efectiva y resolver conflictos de manera constructiva. En un mundo cada vez más interconectado, donde las relaciones humanas desempeñan un papel crucial, estas habilidades cobran un valor incalculable.

La empatía, por ejemplo, nos permite conectarnos emocionalmente con los demás, comprender sus perspectivas y demostrar empatía en momentos de alegría y dificultad. La comunicación efectiva nos permite transmitir nuestras ideas de manera clara y comprender las opiniones y sentimientos de los demás, lo que facilita la resolución de conflictos y la colaboración en equipo. El desarrollo de estas habilidades sociales, que dependen en gran medida de nuestras funciones cognitivas, mejora nuestra capacidad para construir relaciones sólidas y satisfactorias.

Las funciones o habilidades cognitivas son las piedras angulares de nuestro funcionamiento diario, y su influencia se extiende por todas las áreas de nuestras vidas. A menudo subestimadas, estas capacidades mentales nos permiten aprender, adaptarnos y tomar decisiones en un mundo en constante cambio. A pesar de su importancia, en ocasiones nos encontramos con desafíos que pueden dificultar nuestras funciones cognitivas, como la demencia o el TDAH.

Conoce mas sobre los síntomas del Déficit de Atención (TDAH) 

Sin embargo, con la atención adecuada, estas dificultades pueden abordarse y gestionarse de manera efectiva, lo que destaca aún más la importancia de mantener y fortalecer nuestras funciones cognitivas a lo largo de la vida. 

Estas habilidades nos permiten navegar por el complejo tejido de la existencia humana, aprender de nuestras experiencias y adaptarnos a un mundo en constante evolución, lo que subraya su importancia en nuestras vidas.

Si buscas una solución buscas una solución para alguna de estas DIFICULTADES COGNITIVAS, te proponemos SINCROLAB, el tratamiento digital con inteligencia artificial que ayuda a mejorar FUNCIONES COGNITIVAS como la ATENCIÓN, la MEMORIA, la TOMA DE DECISIONES…